Indian & arab recipes and culture

Recetas y cultura india, pakistaní y árabe

Distorsiones cognitivas- Walter Riso

Deja un comentario

Muchas personas viven atrapadas en relaciones afectivas enfermizas de las cuales no pueden, o no quieren, escapar. El miedo a perder la fuente de seguridad y/o bienestar las mantiene atadas a una forma de tortura pseudoamorosa, de consecuencias fatales para su salud mental y física.
Con el tiempo, estar mal se convierte en costumbre. Es como si todo el sistema psicológico se adormeciera y comenzara a trabajar al servicio de la adicción, fortaleciéndola y evitando enfrentarla por todos los medios posible. Lenta y silenciosamente, el amor pasa a ser una utopía cotidiana, un anhelo inalcanzable. Y a pesar del letargo afectivo, de los malos tratos y de la constante humillación de tener que pedir ternura, la persona apegada a una relación disfuncional se niega la posibilidad de un amor libre y saludable; se estanca, se paraliza y se entrega a su mala suerte.
No importa qué tipo de vínculo tengas, si realmente quieres liberarte de esta relación que no te deja ser feliz, puedes hacerlo. No es imposible. (…)
Si aprendes a ser realista en el amor, si te autorrespetas y desarrollas autocontrol, habrás empezado a gestar tu propia revolución afectiva. (…)
REALISMO AFECTIVO significa ver la relación de pareja tal cual es, sin distorsiones ni autoengaños. (…) Analizar honesta y abiertamente el “dar y tomar” amoroso es el requisito primordial para allanar el camino hacia una relación afectiva y psicológicamente placentera. Sin embargo, en la práctica las personas apegadas a relaciones afectivas perniciosas esquivan constantemente los hechos. (…)
El realismo afectivo sugiere que debemos partir de lo que verdaderamente es nuestra vida amorosa. Lo que es, y no lo que nos gustaría que fuera. Si logramos comprender la relación en el aquí y ahora, sin pretextos ni evasivas, podremos tomar las decisiones acertadas, generar soluciones o comenzar a despegarnos.
*************************
“Enumeraremos las distorsiones cognitivas que nos impiden ver nuestra relación amorosa con realismo afectivo”; es decir, pensamientos que no nos permiten comprender la relación adecuadamente.
“Si estás en una relación enfermiza y tienes miedo de dejarla, o has perdido a la persona que amas y no eres capaz de aceptarlo, es probable que utilice alguno de los dieciocho pensamientos perturbadores” que se señalan a continuación. Son engaños que emplea la mente para intentar salvar un amor perdido, “no importa qué tan inconveniente o dañino sea, la adicción afectiva no mide consecuencias. Es ciega por naturaleza.”

Excusar o justificar el poco o nulo amor recibido:
“Me quiere pero no se da cuenta”
“Los problemas psicológicos que tiene le impiden amarme”
“Ésa es su manera de amar”
“Me quiere, pero tiene impedimentos externos”
“Se va a separar”
Minimizar los defectos de la pareja o de la relación:
“Nadie es perfecto” o “Hay parejas peores”
“No es tan grave”
“No recuerdo que haya habido nada malo”
No resignarse a la pérdida (1). Creer que todavía hay amor donde no lo hay:
“Todavía me llama”, “Todavía me mira”, “Todavía pregunta por mí”
“Todavía hacemos el amor”
“Todavía no tiene otra persona” o “Todavía está disponible”
“Se va a dar cuenta de lo que valgo”

No resignarse a la pérdida (2). Persistir tozudamente en recuperar un amor perdido:
Dios me va a ayudar”, “Me hice echar las cartas” o “Me hice la carta astral”
“Intentaré nuevas estrategias de seducción”
“Mi amor y comprensión lo curarán”
No resignarse a la pérdida (3). Alejarse, pero no del todo:
“Voy a dejarlo poco a poco”
“Sólo seremos amigos”
“Sólo seremos amantes”

“Todos obedecen a la misma necesidad: retener la fuente de apego mediante el autoengaño”.
“Si logras observar las cosas como realmente son, dejando las parcialidades y las mentiras a un lado, tus esquemas irracionales comenzarán a tambalear. Aunque te duela el alma y tu organismo entre en crisis de abstinencia, no hay otro camino. La liberación afectiva y la ruptura de los viejos patrones de adicción no toleran la anestesia, porque las grandes revoluciones siempre exigen atención despierta. Además, tal como decía Jalil Gibrán: “Si no se rompe, ¿cómo logrará abrirse tu corazón?”.

Extracto del libro de Walter Riso, “¿Amar o depender?”. Barcelona, 2.004.

Tu comentario es importante para mi

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s