Indian & arab recipes and culture

Recetas y cultura india, pakistaní y árabe

Los orígenes del Kriya Yoga

Deja un comentario

por Rajendra K. Gupta
Los Vedas como registro de la historia de la India
Si queremos estudiar la cultura de un país debemos comenzar con su historia, sus registros religiosos y su literatura porque tratan sobre sus diversos reinos, cómo vivió la gente, y qué progreso fue hecho durante un periodo particular en varias áreas de la cultura, etc. Casi todos los eruditos están de acuerdo que los Vedas son el registro más antiguo de la civilización más antigua del mundo. El sánscrito Rig Védico era un lenguaje sintético que incluía también palabras de comunidades que hablaban dialectos Munda y Draviniano (los dialectos de los reinos Rakshasa y Yaksha del sur.)
El Dr. Feurestein escribe, “aunque los eruditos han identificado unas veinte palabras dravinianas “prestadas” en el Rig Veda, los lenguajes dravinianos han “tomado” al menos el cincuenta por ciento de su vocabulario del sánscrito”.
Nadie niega este hecho de que los Vedas tienen un pasado muy antiguo. Es extremadamente difícil fijar la fecha de los Vedas. Las fechas asignadas por diferentes estudiosos pueden variar tanto como del 25.000 al 10.000 antes de Cristo. Sin embargo el consenso general entra la mayoría de los estudiosos indios es considerar a la cultura Harappa-Mohenjodaro (4000 A.C.) como la fase posterior de la cultura Védica. Esto coloca la fecha del más antiguo de los Vedas, el Rig-Veda, alrededor del 10,000 A.C. (Swami Harshanand). Pero es posible de que sean incluso más antiguos, porque este conocimiento no fue descubierto primero en la comparativamente posterior antigüedad que nos dan los Upanishads. Ya estaba allí en los versos sin fecha del Rig Veda, y los sabios védicos hablan de ello como el descubrimiento de sabios aún más antiguos… (Sri Aurobindo “La manifestación Supramental y otros es escritos”).
Recientes investigaciones indican que los Arios no vinieron a la India de ninguna parte, sino que fueron los habitantes originales de la India. Los restos del Ramapithicus en los Himalayas, del hombre de Java en Java y Sumatra, y el reciente descubrimiento de los restos y artefactos del Homo erectus en el estado de Karnataka de la India pueden demostrar como falsa la teoría sobre la emigración del Homo sapiens y del Homo sapiens sapiens a todas partes del mundo desde África. Estos artefactos que han sido descubiertos en Karnataka están fechados en 100,000 años de antigüedad.
El dr. Georg Feurestein, Subhak Kak, y David Frawley, en su libro recientemente publicado “En busca de la cuna de la civilización” intentan probar según un estudio factual de ellos y muchos otros eruditos, que había una floreciente civilización de Arios que se desarrolló en las orillas del río Sarasvati. Después el río Sarasvati se secó, y por esa razón los Arios se trasladaron hasta la cuenca del Ganges y del Yamuna, y luego floreció una civilización védica en esa región. Con el curso del tiempo los Arios se trasladaron a Afganistán, Irán, Oriente Medio y luego a Europa. Se han encontrado artefactos de la presencia de los Arios en todos estos países, incluyendo Europa. Ésta es la razón por la que la mayoría de los lenguajes europeos contienen algo de sánscrito.
El Rig Veda es considerado como el Veda principal. Sus contenidos caen en tres grupos diferentes. El primer grupo trata de las deidades, el segundo se ocupa de las especulaciones filosóficas, y el tercero la historia de los reinos y de la sociedad védica en general. Los Vedas son el registro de los sabios o rishis de la antigua India de sus inspiraciones durante la meditación, en sus estados más elevados de consciencia. Este registro fue pasado de generación en generación, oralmente, en la forma de himnos, por los rishis védicos y sus familias, durante un periodo de muchos miles de años. Algunas de las familias que suceden en el Rig-Veda son Angirasas, Bhrigus, Kashyapas, Atharvans, Gritsamadas, Vishvmitras, Bhardwajas, Gautamas, Kanvas, Atris, Vasayas, Vamadevas, Kaushikas. Luego hubieron otros rishis ilustres como Agastya, Vasistha, Brihaspati, Dattatreya, Atraya, Kusta, Yajanvalkya, etc. En el periodo post-védico también hubo muchos otros rishis que contribuyeron al pensamiento y las prácticas védicas. Estos rishis habían desarrollado una sofisticada relación telepática y espiritual unos con otros. Ellos podían fundir sus mentes o volverse uno en consciencia con los otros rishis, trascendiendo las barreras de tiempo, espacio y personalidad. (David Frawley, ‘The Rig Veda and the History of India’).
Como mayor parte de los documentos antiguos, los Vedas son un compuesto de símbolos, metáforas, alegorías, mitos e historia, al igual que paradojas y acertijos. Mucha de la sabiduría comunicada parece estar en un código secreto que era inteligible sólo para iniciados. La interpretación de la literatura védica por eruditos occidentales fue manchada a menudo por un interés secreto de desacreditar a los Vedas y minar las tradiciones sociales y religiosas nativas. Sin embargo, debe ser dicho que incluso las interpretaciones Hindúes tradicionales de los Vedas generalmente fallaron en hacer justicia a su significado más profundo.
La idea de una interpretación espiritual o simbólica de los Vedas está claramente articulada en los Brahmanas, Aryankas y Upanishads, que hablan del significado de los sagrados mantras védicos a nivel del ser más interior (adhyatma). La misma idea es mencionada por el comentador védico más antiguo, Yaska. En contraste con muchos de los eruditos occidentales, diversos estudiosos hindúes modernos han abogado por una interpretación de los Vedas en términos de un significado espiritual más profundo. Aquí debemos mencionar algunos: Swami Ramakrishna Paramhansa, Swami Vivekananda, Swami Shankracharya, Madhavacharya, Ramanujacharya, Sri Aurobindo, Maharishi Mahesh Yogi, y muchos otros profesores védicos de la India menos conocidos que abrigaron visiones similares.
El origen del Yoga tuvo lugar durante los tiempos del Rig Veda. Si los Vedas no incluyen pasajes que expliquen con detalle las prácticas de técnicas de Yoga, esto no significa necesariamente que tales prácticas fueran desconocidas en ese tiempo. Fueron compuestos en un lenguaje altamente simbólico. Ellos enfatizan la necesidad de una instrucción especial, una iniciación, y prácticas meditativas con el fin de comprender su significado más profundo.
El estudio de Sri Aurobindo de los Vedas en el sánscrito arcaico original le dio inspiraciones respecto a su proceso interno. Pronto se dio cuenta de que la sabiduría contenida en los Vedas siguió viva en tradiciones posteriores, especialmente en el Yoga. Él escribió en su libro ‘On the Veda’: “Mi primer contacto con el pensamiento védico vino directamente mientras perseguía ciertas líneas de auto-desarrollo en el camino del Yoga Indio, el cual, sin conocerlo, fue espontáneamente convergiendo hacia los antiguos y ahora infrecuentados caminos seguidos por nuestros antecesores.”
Recientes investigaciones del Dr. Satya Prakash Singh han indicado que hay una conexión cercana entre los sabios del Rig Veda y los constructores de la civilización del Indus, y que esta última pudo producir de forma plástica algunas de las imágenes más impactantes visionadas por los sabios.
Conceptos y prácticas espirituales védicas
Cuando miramos a los conceptos y prácticas espirituales védicas, encontramos que están de acuerdo con las enseñanzas fundamentales, las ideas cosmológicas y metafísicas y las prácticas del Hinduismo. Son básicamente como sigue: 1. Auto-realización o Realización de Dios: la meta de la vida humana es la iluminación o la liberación, que es lograda a través de la unión con la Divinidad o con el Ser interior.
2. Un enfoque universal: la Auto-realización presupone la existencia de una realidad primordial que trasciende el tiempo, el espacio y las formas. A esta realidad suprema se le han dado muchos nombres, como Shiva, Vishnu, Brahma, Devi, etc.
3. Karma y renacimiento: al evolucionar hacia la Auto-realización, la persona experimenta muchos nacimientos y muertes. Este proceso está gobernado por la ley del Karma, que supone que toda causa tiene un efecto relacionado. Esto moldea el destino de una persona.
4. Práctica espiritual: la Auto-realización depende de un proceso de despertar interno. Este despertar viene a través de la práctica espiritual. Hay un número de aproximaciones a la auto-realización, que son referidos generalmente como Yoga. Hay Jnana-Yoga, Karma-Yoga, Bhakti-Yoga, Raja-Yoga, Laya-Yoga, Hatha-Yoga, Mantra-Yoga.
5. Iniciación espiritual: el crecimiento espiritual depende de la iniciación y guía de un maestro vivo, un maestro que posee el conocimiento sino también la viva experiencia.
6. Adoración: es llevada a cabo mediante rituales que son formas especiales de acción que intentan crear un estado más elevado de consciencia.
7. Meditación: ayuda a concentrar la mente de modo que los sentidos y los pensamientos no la perturben. Una vez es silenciada la mente, se vuelve más fácil hacer contacto con la realidad suprema. Esto es parte del Raja-Yoga.
8. Control de la respiración: la mente y la respiración están íntimamente conectadas. El control mental puede ser obtenido a través de varias técnicas respiratorias.
Todos los conceptos espirituales y prácticas mencionados tienen su origen durante los tiempos védicos, y son también parte del Kriya Yoga.
Maharishi Agastyar, Maharishi Vasishtha, Sundaranath (Thirumular), Kalangi Nath, Boga Nath, Gorak Nath también conocían el Kriya Yoga. Debe haber muchos otros rishis mencionados en los Vedas, y aquellos que existieron durante el periodo post-védico deben haber conocido y practicado el Kriya Yoga. En el Dwapar Yuga sabemos a través del Bhagavad Gita que el Señor Krishna conocía el Kriya Yoga y había logrado el Swarupa samadhi. Su gurú Maharishi Sandipani debe haber conocido el Kriya Yoga. In Kali Yuga Babaji Nagaraj fue iniciado al Kriya Yoga por Maharishi Boganathar y Maharishi Agastyar, y logró el Swarupa samadhi.
La más alta cima del Yoga
La cima más alta del Yoga es el samadhi, que es un estado de comunión con Dios. El Samadhi es logrado cuando el meditador, el proceso de meditación y el objeto de meditación se vuelven uno. En los estados iniciales de comunión con dios (savikalpa samadhi) la consciencia de los meditadores se funde en el espíritu Cósmico. Su fuerza vital es retirada del cuerpo, que aparece “muerto”, o rígido y sin movimiento. El yogui es plenamente consciente de su condición corporal de animación suspendida. Sin embargo, conforme progresa hacia estados espirituales más elevados (nirvikalpa samadhi), comulga con Dios sin rigidez corporal. Finalmente, incluso las células físicas del cuerpo son transformadas, y todo el cuerpo se vuelve un cuerpo divino radiando un contorno dorado.
Ambos Sri Aurobindo y la Madre experimentaron el Swarupa samadhi, pero de algún modo no pudieron completar el proceso de transformación de sus cuerpos en “cuerpos de luz” y obtener plenamente el Swarupa samadhi. Durante sus lecturas del Rig Veda, Sri Aurobindo encontró que los rishis del Rig Veda lograron también el Swarupa samadhi hace miles de años y escribieron sobre ello en el Rig Veda.
Sri Aurobindo lo llama “transformación supramental”. Él escribe, ‘Cualquier concentración libera un calor sutil, bien conocido para aquellos que han practicado completamente disciplinas yóguicas (tapasya o disciplina yóguica es “eso que produce calor”). El poder supramental es un calor de este tipo, sólo que infinitamente más intenso, en las células del cuerpo. Éste es el calor liberado por el despertar de la fuerza-consciencia en la materia… El calor está en la base de todas las transmutaciones supramentales. De hecho, el calor liberado por la combustión y por otras reacciones químicas, por no mencionar el calor más grande liberado por la fusión o la fisión nuclear, es sólo la traducción física de un fenómeno espiritual fundamental, que los Rishis védicos conocían bien y llamaron Agni, el fuego espiritual de la materia. “Otras llamas son sólo ramas de tu reserva, Oh Fuego? Agni, Oh Divinidad universal, eres el nudo del ombligo de la tierra y sus habitantes; todos los hombres nacen bajo tu control y apoyo como un pilar? tú eres la cabeza del cielo y el ombligo de la tierra, el poder que se mueve y trabaja en los dos mundos” (Rig Veda, I.59).
Es este Agni supremo el que Sri Aurobindo y la Madre descubrieron en la Materia y en las células del cuerpo. Es la palanca de la transformación del cuerpo y los cambios físicos del mundo. En vez de una evolución aparentemente partida entre dos polos, consciencia sin fuerza, que lleva el gozo al sabio, o fuerza sin consciencia, que lleva a la alegría bruta del átomo, la Supermente restaura el equilibrio en el ser total. Es la consciencia más elevada en la fuerza más poderosa, el fuego del Espíritu en la Materia “Oh Llama con los cientos de tesoros”, exclama el Rig Veda (I.59).
En el siglo XIX Ramalinga Swami logró también el Swarupa samadhi y escribió sobre las fases de la transformación que experimentó. Estas fases fueron también descritas por Sri Aurobindo y la Madre basándose en sus propias experiencias. Swami Ramalingan ha mencionado el nombre de otros santos que lograron la misma transformación siglos antes que él. El santo Kumaara Devar de Vridhachalam logró también esta transformación y escribió 15 libros sobre ella. La misma transformación ha sido conseguida por muchos santos Vaishnavitas en muchas otras partes de la India. Mira Bai de Rajasthan fue una de ellos. Su cuerpo se fundió en el del Señor Krishna. Si investigamos la literatura espiritual de cada estado de la India y del mundo, encontraremos muchos otros santos logrando esta transformación en los últimos miles de años.
La Divinidad ha establecido ciertas condiciones con el fin de lograr la transformación última hacia un cuerpo divino, sin tener en cuenta del camino o secta, o método yóguico que uno haya escogido para seguir. Una vez se han cumplido estas condiciones, el cuerpo se vuelve divino. Entonces uno puede escoger entre permanecer en este cuerpo con el fin de servir a la Divinidad, o fundirse con lo Divino, y puede escoger aparecer de vez en cuando con el fin de ayudar a las almas que vienen a la tierra para su evolución espiritual.
Sri Aurobindo dice sobre ello: “La vida espiritual no es una cosa que pueda ser formulada en una definición rígida o fijada por una regla menta.; es un vasto campo de evolución, un reino inmenso potencialmente más grande que los otros reinos por debajo de él, con cientos de provincias, miles de tipos, formas, caminos, variaciones del ideal espiritual, y grados de avance espiritual” (Cartas sobre Yoga). Sólo podemos dar algunos puntos de referencia, esperando que cada uno encontrará la pista que ilumine su camino. Debemos recordar que el verdadero sistema de yoga consiste en atrapar el hilo de nuestra propia consciencia, el hilo resplandeciente de los Rishis (Rig Veda, X.53), en agarrarse a él y en ir hasta su extremo (Sri Aurobindo, Satprem, 1996, p. 187).
El Vaishnismo, el Shaivismo y los cultos a Devi
Por toda la India desde el siglo quinto al octavo hubo un conflicto entre muchos cultos hindúes, en una pelea por ganar la lealtad de la gente común. Con el curso del tiempo sólo sobrevivieron tres cultos, Shaivismo, Vaishnismo, y el culto a Devi. Ellos tenían su propia manera de adorar a sus deidades, y con el curso del tiempo cada uno de ellos desarrolló también su propio sistema filosófico. Mientras el Shaivismo es una forma de adorar a Shiva de miles de años, el Saiva siddhanta es un sistema filosófico formulado en los siglos XI y XII después de Cristo. Tras el siglo VIII después de Cristo muchos sistemas de estos cultos se desarrollaron por toda la India. Kriya Yoga es el lado práctico de estos sistemas de adoración y pensamiento. Muchos santos de diversas tradiciones de adoración y filosofía también practicaron Kriya Yoga, y realizaron el samadhi, y unos pocos se entregaron completamente al Señor y lograron el Swarupa samadhi.
Está claro ante los hechos mencionados que Babaji no sólo pertenece a la tradición de Kriya Yoga de los 18 Siddhas sino a una tradición basada en miles de años de experimentación y en las experiencias de cientos si no miles de yoguis.
Bibliografía:
1. George Feuerstein, Subhash Kak and David Frawley, In Search of the Cradle of Civilization, USA, Quest Books, 1995.2. George Feurestein, The Yoga Tradition, India, Motilal Banarsidas, 20023. David Frawley, Gods, Sages and Kings, India, Motilal Banarsidas, 19954. David Frawley, The Rig Veda and the History of India, India, Aditya Prakashan, 20015. Satya Prakash Singh, Vedic Symbolism, India, Maharishi Sandipani Rashtriya Veda Vidya Pratishthan, 20016. ParamaHansa Yogananda, The Bhagavad Gita, USA, Self-Realization Fellowship, 19967. Troy Wilson Organ, Hinduism, USA, Barron Educational Series, 19958. Nilakanta Sastri, A History of South India, New Delhi, Oxford University Press, 20029. Sri Aurobindo, On the Veda, India, Sri Aurobindo Ashram, 199510. Satprem, Sri Aurobindo, Mira Aditi Center, India, 1996

Tu comentario es importante para mi

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s