Indian & arab recipes and culture

Recetas y cultura india, pakistaní y árabe

Extracion de los aceites esenciales

Deja un comentario

Dos son las funciones básicas del aceite esencial.
Por un lado protegen a la planta de plagas, enfermedades, e incluso de la invasión de otras plantas.
Por otra parte, dan un aroma a la flor que ejerce atracción sobre insectos y aves, favoreciendo el proceso de polinización.
Estas cualidades de protección y atracción, se ven reflejadas en propiedades tales como: antiséptica, antiinflamatoria, antidepresiva, afrodisíaca y otras, presentes en mayor o menor grado en la totalidad de los aceites.
Son sustancias hiperconcentradas, en extremo volátiles.
Además son sensibles a la acción de los rayos ultravioletas, como así también a las condiciones extremas de temperatura.
Son livianos y no grasos, insolubles en agua y levemente solubles en vinagre.
Se disuelven bien en alcohol y mezclan en forma excelente con ceras, grasas y aceites vegetales.
La sabiduría de la naturaleza permite que aún cuando una esencia contenga entre un 80% y 90% de un solo constituyente químico, haya una docena o más de otros elementos no protagónicos, que equilibren y moderen el efecto principal.
Esta es la razón por la cual la aromaterapia se encuentra a recaudo de efectos colaterales.

La extracción de aceites esenciales representa una ceremonia en la que confluyen sensitividad, disciplina y conocimiento técnico.
Con los primeros rayos de la mañana, se produce la mayor concentración de aceite esencial en las plantas.
Deben elegirse aquellas que se encuentran en el punto máximo de su expresión vital.
Esto hace que sean diferentes las épocas del año elegidas, de acuerdo al ciclo natural de la planta considerada.
Hay tres métodos básicos de extracción de aceites esenciales.
Es primero y quizá más antiguo consiste en sumergir las plantas en aceite vegetal dentro de un recipiente de vidrio, para exponerlas al sol durante una o dos semanas.
Los productos obtenidos por este método son adecuados para incluir en cremas, linimentos, masajes, baños, etc.
El segundo método es la “presión fría” y consiste en extraer la esencia de los cítricos, presionando la cáscara con maquinarias adecuadas a tal efecto.
Mediante este sistema son extraídos los aceites esenciales de Bergamota, Lemon, Orange, etc.
Pero el método de extracción por excelencia lo constituye “La destilación“. Este consiste en poner la parte vegetal a utilizar en un recipiente, mientras es calentada agua debajo del mismo. El vapor circula a través del recipiente, junto con el aceite esencial, que toma estado gaseoso. En la tapa o cuello de cisne se recolecta el vapor y es enviado hacia una espiral refrigerada con agua corriente. El vapor es condensado y la mezcla de agua y aceites se separa naturalmente por decantación.
La aromaterapia no obedece a leyes matemáticas.
Existen tantas formas de aplicarla como nuestra responsabilidad y riguroso estudio lo determine.
Es conectándonos con las razones más íntimas de su existencia, que podemos comprender e incorporar la verdadera dádiva que la planta nos tiene reservada.

Tu comentario es importante para mi

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s