Indian & arab recipes and culture

Recetas y cultura india, pakistaní y árabe

Aromaterapia. Como usarla

Deja un comentario

Además de trabajar a través del olfato la aromaterapia se emplea aplicándose directamente sobre la piel.

Los aceites esenciales están compuestos de moléculas sumamente pequeñas que penetran con facilidad a través de la piel llegando hasta la sangre.

La absorción de los aceites esenciales a través de la piel se facilita cuando estos se aplican ligeramente calientes.

Pero cuidado con calentar en demasía los aceites esenciales ya que esto puede destruir sus propiedades.

La aplicación local de aceites esenciales tiene varios usos, entre ellos el tratamiento de heridas, quemaduras, y dolores de cabeza.

La aromaterapia también se combina con el masaje. De hecho, la fricción producida por el masaje ayuda a mejorar la penetración de los aceites a través de la piel A los aceites tradicionalmente usados en el masaje como al de almendra, ajonjolí y oliva se le pueden añadir aceites esenciales que ayudan a provocar una sensación de bienestar, a aliviar el estrés y a mejorar la circulación.

Al emplear los aceites esenciales sobre la piel conviene utilizar una manta o toalla para cubrir el área. Esto disminuye la evaporación de los aceites en el aire y facilita su absorción a través de la piel.

En algunos lugares de Europa, incluso, hay médicos que emplean los aceites esenciales en supositorios, y que los administran oralmente. Hay que tener mucho cuidado con el uso interno de aceites esenciales ya que pueden causar reacciones adversas. Por lo general, el uso interno de aceites esenciales sólo debe llevarse a cabo bajo supervisión experta.

Resumamos algunos de los métodos por medio de los cuales podemos aprovechar el poder de los aceites esenciales:
En el baño – Podemos echar varias gotas de aceites esenciales sobre el agua tibia de una bañera y luego sumergirnos durante 15 o 20 minutos. Por este medio estamos tanto aspirando el vapor de los aceites esenciales como permitiendo que estos penetren a través de nuestra piel. Si lo prefiere puede mezclar de 3 a 5 gotas de aceite esencial con tres cucharadas de miel de abeja antes de echarlo en el agua.
Inhalación – Podemos echar algunas gotas en un pañuelo y oler o podemos echar de 6 a 12 gotas en una olla de agua hirviente, luego colocamos una toalla o manta que cubra tanto nuestra cabeza como la olla e inhalamos el vapor durante varios minutos. Se debe tener la precaución de no acercarse demasiado ya que podemos quemarnos la cara con el vapor.
Difusión – Existe en el mercado una amplia variedad de productos para llenar el espacio de una habitación u oficina con el aroma de los aceites esenciales. Estos productos, llamados difusores o atomizadores, esparcen los aceites esenciales formando una nube de diminutas partículas. Estos difusores pueden ser de utilidad en casos de afecciones respiratorias o simplemente para llenar el aire con una fragancia ya sea calmante o estimulante.
Masaje – A mediados de este siglo una bioquímica francesa llamada Marguerite Maury reintrodujo el antiguo uso de los aceites esenciales en la práctica del masaje. Los aceites esenciales al ser aplicados sobre la piel pueden tener una variedad de efectos. Algunos son calmantes, otros estimulantes. Otros son empleados para aliviar dolores y malestares musculares. Algunos masajistas también los utilizan para ayudar a limpiar de toxinas el sistema linfático. El uso de aceites esenciales es muy común en el masaje sueco, el tipo de masaje terapéutico más empleado en occidente. Sin embargo, su uso puede ayudar a incrementar la sensación y los efectos de cualquier tipo de masaje.
Compresas – Estas pueden ser frías o calientes. Se utilizan para aliviar dolores de cabeza, y molestias musculares. Se pueden añadir de 5 a 10 gotas de aceites esenciales a 4 onzas de agua. Se empapa una toalla en esta solución y se aplica al área dolorida.

Resumen:

Los aceites esenciales pueden utilizarse en:

Masajes:Diluidos en un aceite portador.

Baños de inmersión:Se agregan 10 ó 12 gotas diluidas en una cucharada de leche en polvo, de crema de leche, de algas microestrelladas o de shampoo neutro, dentro de una bañera llena de agua y se toma el baño inmediatamente. Se logran efectos relajantes, energizantes, terapéuticos y se favorece la suavidad de la piel.

Inhalación:Se agrega 1 gota de aceite esencial por cada 10 cm3 de agua caliente y se hace una inhalación durante 1 a 3 minutos. Colgantes y vasijas:La porosidad del material con que están hechas estas piezas permite que el aceite penetre, y por ello transmiten permanentemente el aroma natural. Se le agregan de 7 a 8 gotas.

Difusor de aromaterapia:Se agrega agua al cuenco y 3 a 5 gotas de aceite esencial. El calor de la vela va vaporizando el agua con los aceites esenciales en el aire, logrando la aromatización del ambiente.

Nebulización:Se coloca una gota de la fórmula prescripta en 10 cm de suero fisiológico. Ingestión:Se coloca una gota de la fórmula prescripta en una cucharadita de miel o crema de leche.

Pediluvio:De 5 a 10 gotas de aceites esenciales, según la afección, durante 15 minutos en un recipiente con agua tibia.

Anuncios

Tu comentario es importante para mi

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s