Indian & arab recipes and culture

Recetas y cultura india, pakistaní y árabe

Maha Kumbha Mela

Deja un comentario

Durante los primeros cuatro meses del año 1998, según cuenta la tradición, cuando el Sol entró en el hemisferio norte y Júpiter, planeta considerado propicio para la vida, alcanzó Acuario, las gotas del elixir de la inmortalidad emergieron de las aguas del Ganges en Haridwar, ciudad situada a 175 kilómetros al norte de Nueva Delhi.

Todos aquellos fieles que ofrecieron puja ( ofrenda a los dioses consistente en un pequeño recipiente con fruta, flores, arroz, algunas monedas y una vela que se deposita en el río a merced de las aguas ) y cumplieron con el ritual de zambullirse tres veces en las aguas fueron liberados de todos los pecados hasta la fecha cometidos.

Según relatan los textos sagrados purannas, en el principio de los tiempos, el cuenco con el elixir de la inmortalidad provocó un terrible enfrentamiento entre los dioses y los demonios. Tras doce días de combate, el dios Vishnu consiguió escapar y durante su huída cuatro gotas del preciado néctar cayeron sobre la faz de la tierra en cuatro puntos diferentes: Allahabat, Haridwar, Ujjain, y Nashik.

Desde entonces y en conmemoración de aquel acontecimiento, estas cuatro ciudades celebran cada tres años y de forma rotativa este festival de baños milenario que reúne a millones de devotos.

Cada doce años, cuando le toca el turno a Allahabat, la ciudad más venerada de todas ellas por ser donde confluyen tres de los ríos sagrados del hinduismo: el Ganges, el Yamuna y el Saravati, la celebración cobra especial importancia y pasa a denominarse Maha Kunbha Mela.

Dando el carácter purificador de estos baños, la ciudad de Haridwar se vio inundada por una avalancha de peregrinos, que, ávidos de celebración, se fueron instalando en los muchos campamentos improvisados alrededor de la ciudad.

El acontecimiento alcanzó su punto álgido el 14 de Abril con la celebración del Mesh Sankranti o Gran Baño. Según la organización, cerca de diez millones de personas acudieron para cumplir, en esta fecha tan señalada, con el ritual del baño.

Las calles de la ciudad, se veían colapsadas. Cientos de tiendas y puestos suministraban a los miles de fieles souvenirs y todo lo necesario para la celebración de la puja. Mendigos, tullidos, ciegos y necesitados se afanaban en apelar a la caridad de los visitantes, mientras una muchedumbre de ropajes multicolor esperaba pacientemente y ante la atenta mirada de la policía en las calles aledañas al ghat central, lugar especialmente sagrado para la celebración del baño.

A eso de las once de la mañana, tras horas de estoica espera bajo un sol abrasador y entre gritos de jubilo y emoción, hacía su entrada en el ghat principal el majestuoso desfile de los protagonistas centrales del acto: los sadhus.

Estos monjes ascetas, cerca de cincuenta mil en toda la India, están agrupados en trece ordenes diferentes o akharas,
Dedican su vida a la búsqueda del moksha, estado espiritual en el que, una vez liberados de los vínculos con el mundo, unen su alma a dios y consiguen, así, romper el doloroso ciclo de la reencarnación. La meditación, el yoga, la oración y el cumplimiento de los votos de pobreza, castidad, penitencia, caridad o ayuno, según la orden a la que pertenezcan, forman parte de su rutina diaria.

Cada akhara dispone de una marca caracteristica o tilaka que todos sus miembros llevan dibujada en la frente.
Esto, unido a su indumentaria característica y a sus ritos y prácticas particulares, les confiere un carácter sectario que les lleva incluso a enfrentamientos armados, dado el carácter guerrero de algunas de las órdenes, al discutir acerca del orden de prioridad a la hora del gran baño. el 29 de marzo, un shadu decapitado y varios heridos fueron el resultado de uno de estos enfrentamientos, lo cual llevo a las autoridades a la casi suspensión del gran baño. Afortunadamente, los representantes de las órdenes y las autoridades llegaron a un acuerdo a primeras horas del día 14 y el acto transcurrió con toda normalidad.

Todos los shadus en mayor o menor medida practican el ascetismo a imagen y semejanza de Shiva, quien es descrito en las sagradas escrituras como el dios creador y destructor de todas las cosas, el mayor de los yoguis, mendigo y habitante del pico Kailasha, en los sagrados Himalayas.
Su conocida afición a sustancias psicoactivas tales como el opio, la belladona, la soma ( Amanita muscaria ), el bhang ( preparado de Cannabis sativa macho )o la ganja ( cannabis sativa hembra ), ha creado una auténtica escuela entre los miembros de algunas de las órdenes.
Los sectores m´ás conservadores dentro de las órdenes no vacilan sin embargo en criticar el uso de estas sustancias, por considerar las referencias médicas y mitológicas o las connotaciones rituales como meras excusas para intoxicarse.
A pesar de la polémica, son muchos los shadus que consumen Cannabis sativa, ya sea en forma de charas ( hashish ), en forma de ganja ( marihuana ) o como bhang, con té, con lassi ( yogur ) o con gulfi ( helado ).

Unos, estrictamente como vehículo en su camino hacia el moksha, otros, como cebo para ganar las simpatías de viajeros, narcoturistas o extranjeros repletos de dólares y pseudomisticismo.

Además, el Cannabis sativa es citado en textos como el Atharva Veda ( 2000-4000 a C. ) o el Sursrita ( 600 d C. ), auténtica Biblia de la medicina india, por sus propiedades para el tratamiento contra la alta presión arterial o las migrañas, además de ser un producto que consumido regularmente estimula el apetito, la digestión, el sueño y el buen humor.

A la hora de fumar, el único método utilizado entre los shadus es el chillum, preparado en un relajado y metódico ritual, y que es encendido normalmente por el guru, el shadu más importante del ashram ( pequeñas divisiones dentro de las akharas ). Éste, levantando el chillum a la altura de la frente, lo ofrece a Shiva al entonar “Om Shiva, Om Shankhar”, “Jai Shankhar Kata Lage na Kangar” o cualquiera otra fórmula con la que se ofrece el chillum a Shiva y se pide su protección a la hora de fumar.

El chillum incandescente va pasando de mano en mano entre los discípulos, fieles y demás visitantes. Terminada la sentada y tras la casi obligatoria limosna, la salida de la tienda y el deambular por las calles del improvisado campamento, se antoja un reencuentro mágico con la realidad, la otra realidad.

Paradójicamente, estas prácticas entre los shadus y sus acompañantes son totalmente toleradas por las autoridades indias, en un país donde la simple posesión de unos gramos de charas puede acarrear serios problemas si no se dispone de un buen baksheesh ( “soborno” a la hora de la detención.
Estados como el de Goa, Kerala o Himachal Pradesh, famosos por su atractivo turístico, son muy a menudo objeto de estrictos controles policiales, mientras que ciudades sagradas del hinduismo como Varanasi ( Uttar Praddesh ) o Puri ( Orissa ) disfrutan de las famosas bhangs shops, tiendas del gobierno que suministran, en interés de la salud pública y de forma controlada, bhang, opio y repostería psicoactiva para uso doméstico.

A finales del mes de abril, después de cuatro meses repletos de celebraciones, el Kumbha Mela, el mayor espectáculo del mundo, llega a su fin. Una experiencia divina y mágica en la que el misticismo de los shadus, la espiritualidad de sus gentes y los chillums en los Himalayas dejaron atrás con creces aquellos recelos iniciales y un poco infundados al fanatísmo, las aglomeraciones y los carteristas.
Shadus, fieles y demás visitantes abandonaron la ciudad volviendo a sus lugares de origen.

La siguiente fecha fue a principios del 2001, fecha en la que Allahabat se convertirá de nuevo en el centro del hinduismo con la celebración una vez más del Maha Kumbha Mela,

y este año desde el 3 de enero al 26 de febrero 2007.

Tu comentario es importante para mi

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s