Indian & arab recipes and culture

Recetas y cultura india, pakistaní y árabe

Dioses Tantra- Shiva

Deja un comentario

Shiva es el señor del Tantra y el Yoga. Es conocido por más de mil nombres.
ShivaShiva significa “el auspicioso” y se le atribuyen las cualidades de unos de sus epitetos, Rudra, con el que aparece en el Rig Veda, aunque sus origenes pueden ser también prearios, y derrama la generosa “lluvia” que da la vida a todos los seres.

Es el dios de la paradoja y la ambigüedad, y se le describe como el asceta erótico, el dios itifálico y promiscuo, a la par que yogui célibe que practica el ascetismo en el Himalaya.

Es el dios de los tres ojos.

Con el tercero de ello calcinó el Deseo, baila en los campos ce cremación mortuorios pero, a un tiempo, seduce a las esposas de los sabios en la soledad de los bosques.

Es el asceta greñudo, pero también el varón y cabeza de familia ideal que vive con su esposa Parvati, y sus dos hijos, Ganesha y Skanda.

Contiene en sí todos los opuestos, e incluso se le describe como mitad hombre, mitad mujer.

Shiva es a veces el dios de la destrucción, componente de la trinidad hindú que imagina a Brahma como creador, y a Vishnú como conservador, aunque para sus devotos es el Señor supremo que crea, mantiene y destruye el cosmos.

Él es el Señor del Tantra y del Yoga.


Shiva, señor del Tantra y del Yoga

Se le venera y representa iconográficamente bajo las siguientes formas:

  • Como Señor del Yoga meditando en el Monte Kailasa en el Himalaya. En la iconografía se le muestra cubierto de cenizas, dotado de un tercer ojo con el que calcinó el deseo (Kama), con la greña recogida en un moño, una luna creciente en el cabello, el río Ganges saliendo de sus bucles, engalanado con un collar serpentino y el sagrado rudaksa, sentado en una piel de tigre portando un tridente.
  • Como cabeza de familia acompañando a su esposa, la diosa Parvati, y sus dos hijos Skanda y Ganesha a su lado y de pie se figura el toro sagrado Nandi.
  • Como Shiva Nataraja, el Señor de la Danza, que, con su baile sobrecogedor expresa una energía sin límites que crea, mantiene y destruye el cosmos. Tiene cuatro brazos, baila pisando al enano de la ignorancia (Apasmara) dentro de un círculo de fuego.
  • Bajo la forma de lingam (falo) de Shiva, icono que se localiza en numerosos templos hindúes. Como símbolo de la energía creadora masculina, el lingam se combina muy a menudo con el símbolo primario de la energía creadora femenina, el yoni, como representación de la unión creadora que genera y sostiene la vida del universo.

Existe una versión popular del culto a Shiva, dentro de la tradición puranica, bastante diferente a la que existe dentro de la tradición shivaíta y tántrica, para la que no es sino Shankara (Señor Supremo) quien promueve todo lo existente, porque él es Maheshvara , el Gran Señor del mundo, sin principio ni fin.

Un texto fundamental para comprender el shivaísmo en su versión más elevada y no-dual son los Shiva Sutras, que se consideran revelación directa del mismo Shiva. Existen más de mil epítetos para nombrar a Shiva, según el Sahasranâma (literalmente “los mil nombres” y el Linga Purana, entre los cuales existen ocho especialmente sagrados:

Shankara, el favorable.
Shulapani, el del tridente en la mano.
Shambhu, el auspicioso.
Pinâkadhrika, el portador del arco.
Pashupati, el Señor de los animales.
Maheshvara, gran dios.
Mahadeva, gran dios.
Hara, el destructor.


Galeria de los lingam. Templo de Brihadesvara, dedicado a Shiva.Tanjore(siglo XI)

El tantrismo se basa en los aspectos shivaíticos de la concepción hindú del mundo, y parece ser un sistema más antiguo que sus textos escritos.

Aunque el fin que persiguen es el mismo, la fusión con lo Absoluto, a la que denomina Paramashiva, transcendente e inmanente, su camino difiere notablemente, e incluso toma atajos. Mientras en los darshanas se requiere una larga serie de reencarnaciones para lograr el objetivo, el tantrismo y algunas ramas del shivaísmo, como la no dual de Cachemira o Trika, aspira a identificarse con la divinidad desde la presente existencia a través de una serie de prácticas muy desarrolladas, como la explotación y transformación de la energía sexual en un fin espiritual.

La visión tántrica se fundamente en un Universo creado y regido por un principio bipolar: activo y pasivo, masculino y femenino, Shiva y Shakti.Shiva aparece en los Tantra como “el que se mueve”, Shiva se mueve por todo el Universo, en todos los seres, interna y externamente, la conciencia de Shiva es la conciencia de todos los seres.

La diferencia más destacable entre el Vedanta y el Tantra es que según el primero la característica de Brahman es solamente Consciencia o Conocimiento, mientras que para el segundo, lo Absoluto es a la vez consciencia y energía (Shiva es la consciencia y Shakti es la energía). En otros términos, según Shankara la característica de Brahman es solamente (conocimiento) y según el Isvaradvayadvada es a la vez conocimiento y actividad. Shankara piensa que la actividad pertenece al sujeto empírico (jîva) y no a lo absoluto, Brahman.

El toma la actividad en un sentido muy limitado.

La filosofía tántrica lo hace en un sentido más amplio. Según ella incluso el conocimiento es una actividad de lo Divino. Sin actividad el Ser sería algo inerte incapaz de suscitar nada: «Shiva sin Shakti no es más que un cadáver». Dado que Paramashiva es una Voluntad libre y soberana, él es un agente: «solamente un ser con la voluntad libre es un ser que actúa» (Pânini).

Tu comentario es importante para mi

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s