Indian & arab recipes and culture

Recetas y cultura india, pakistaní y árabe

AYURVEDA-TIPOS DE ALIMENTOS

Deja un comentario

Según el Ayurveda, la medicina tradicional de la India, los alimentos se dividen en tres grandes grupos:

Sátvicos, Rajásicos o Tamásicos, de acuerdo con los elementos que lo componen, y su efecto en el cuerpo y la mente.

Así como “cada hombre es un reflejo de los que come”, nosotros también podemos conocer la personalidad de un individuo, si sabemos cuáles son sus gustos culinarios.

Debemos aprender a combinar nuestros alimentos, de manera que podamos lograr un disfrute de nuestro paladar, al mismo tiempo que obtengamos un bienestar que repercuta en toda nuestra vida.

Alimentos Sátvicos
Estos alimentos son frescos, jugosos, untuosos, nutritivos y gustosos.

Incrementan energía mental y producen alegría, serenidad y claridad.

Este tipo de alimentos son los más recomendados para lograr una buena salud y equilibrio energético.

Los individuos que prefieren estos alimentos, gustas particularmente de productos jugosos, agradables al gusto y suaves al tacto, como así también de tamaño pequeño, pero alto contenido nutricional.

Algunos ejemplos de estos alimentos son: leche, manteca, ghee (manteca clarificada), frutas frescas, nueces, almendras, dátiles, brotes de cereales, tomates, arroz, avena.

Según Sathya Sai Baba, los mejores alimentos sátvicos son: los crudos, frescos, naturales, las almendras, cocos, frutas no radiadas, verduras, raíces, tubérculos, legumbres remojadas en agua o brotes de legumbres. Siempre y cuando se consuman con moderación y se hayan cultivado sin fertilizantes artificiales o sustancias químicas.
Con una alimentación sátvica, el hombre puede combatir muchas enfermedades con bastante éxito y tener una larga vida. Con una alimentación sátvica el hombre dispone de más energía y por tanto, capacidad para un mayor esfuerzo físico y mental.
Una dieta sátvica no es sólo el alimento que ingerimos a través de la boca, sino también la pureza del aire que inhalamos a través de la nariz, la pureza de la visión que percibimos con los ojos, la pureza del sonido que escuchamos a través de los oídos, y la pureza de lo que tocamos con los pies.
Visión sátvica : es ver la belleza de la naturaleza, retratos de santos y sabios, y participar en festivales de los Templos.
Olor sátvico : los perfumes sátvicos, los alimentos sátvicos y las bebidas sátvicas.
Sonido sátvico : es escuchar historias, experiencias y mensajes de santos y sabios que deseaban a Dios, que realizaron a Dios, discursos sátvicos, música y canciones sátvicas.
Los sonidos, las imágenes, impresiones, ideas, lecciones, contactos, impactos, todo debe desarrollar la humildad, equilibrio, ecuanimidad y sencillez. El lugar donde pasamos nuestra vida también tiene influencias sutiles sobre el carácter e ideales. El satsang o la compañía de personas virtuosas es de suma importancia.

Más alimentos sátvicos

Los alimentos crudos, almendras, frutas y legumbres recién germinadas sin cocinar son los mejores, y aseguran una larga vida.

La manera de comer legumbres (judías, mung, lentejas, dal, soja) es sumergirlas en agua hasta que estén suficientemente blandas para consumir.
El coco es un buen alimento sátvico.

Verduras crudas o medio crudas son buenas para la salud. Las raíces y tubérculos son satvicos. Las verduras que crecen fuera de la tierra, ayudan más a un buen desarrollo mental, que las raíces que crecen dentro de la tierra.
La harina, leche fruta y judías son alimentos sátvicos. La leche batida es mejor que la leche. La alimentación que hace al hombre feliz, que es atractiva, jugosa, agradable aceitosa, apetitosa y deliciosa, con frecuencia se puede comparar a la alimentación sátvica. La alimentación sátvica se puede asociar con el aceite, pero no con la grasa!
Beber abundante agua, antes o después de las comidas, no durante las mismas. Comer a intervalos regulares, siguiendo un horario bien programado. Se vive más y mejor si se come lo mínimo.
Algunas personas creen que la alimentación sátvica se compone de leche, yogur, dulces y fruta. Creen que se volverán sátvicos si ingieren grandes cantidades de estos productos. Están completamente equivocados. La ingestión excesiva de leche y sus derivados, despierta y acentúa las tendencias rajásicas y tamásicas del hombre. La calidad y cantidad de los alimentos que ingerimos determina nuestros pensamientos y sentimientos.
La alimentación que consume el hombre en la actualidad, es principalmente rajásica y tamásica. Por esta razón hay crueldad e inquietud en las mentes. Su salud física es pobre. La alimentación decide el guna, el guna busca la alimentación afín a sí mismo y el círculo vicioso sigue en movimiento.
Las plantas y verduras se abonan con productos químicos, y no tienen la fuerza natural que deberían tener. Los fertilizantes actuales están llenos de defectos. Como resultado, se puede observa incremento en el número de casos de cáncer y afecciones cardiacas. La causa mayor del cáncer es el azúcar refinado. La medicación excesiva también es mala. Darle a la naturaleza carta blanca para que luche contra la enfermedad y restablezca el cuerpo. Adoptar cada vez más los principios de la naturopatía y dejar de correr detrás de los médicos. El estómago es el punto clave en todas las enfermedades.

Alimentos Rájasicos
Estos productos son amargos, ácidos, salados, picantes, pungentes, secos y cálidos. Consumir estos alimentos trae sensualidad, sexualidad, celos, enojos, fantasías, egocentrismo y pensamientos alejados de la espiritualidad.Los individuos que prefieren estos alimentos disfrutan de planificar sus comidas con anticipación, y suelen tener comidas abundantes, dejando a su organismo totalmente agotado después de cada comida.

Algunos ejemplos de estas comidas son: condimentos picantes, bocaditos fritos, carne roja, pescado, pollo, huevos, yogurt, zanahorias, cebollas, ajo, limón, café, té, tabaco.

Alimentos rajásicos son los opuestos a los sátvicos. Son muy salados, muy dulces, muy amargos, muy calientes, muy ácidos, muy picantes, muy aromáticos. Estos alimentos excitan e intoxican. Asimismo los alimentos sin aceite, completamente secos, tampoco se deben consumir. En la India se consume mucho tamarindo, lo cual va en detrimento de la salud.
Los alimentos demasiado calientes, picantes o ácidos se pueden comparar al vino y la carne. El efecto de la sal es peor que el del vino. Es recomendable que quien tenga la presión sanguínea alta, no tome sal, ya que contamina la sangre.
Las bebidas alcohólicas y el consumo de carne aumenta la calidad rajásica. Comer carne favorece el desarrollo de tendencias violentas y enfermedades propias de animales. La carne desarrolla cualidades demoniacas en el hombre. Puede que los soldados necesiten este alimento, pero los buscadores espirituales no.
Además, es significativo observar que los vegetarianos están menos expuestos a las enfermedades que los no vegetarianos. La alimentación no vegetariana, no sólo afecta al cuerpo, sino que también perjudica a la mente.

Alimentos Tamásicos
Estos alimentos son secos, de mal sabor o aroma desagradable. Su consumo lleva al pesimismo, la ignorancia, la falta de sentido común, codicia, dudas y pensamientos criminales. Los individuos que prefieren este tipo de alimentos suelen sobrecocinar o comer crudas, o mal cocidas sus comidas.

También se consideran tamásicos los alimentos procesados o envasados en latas. Vinos y bebidas alcohólicas también se consideran nocivas.

Los alimentos que deprimen, perturban y causan enfermedades. La alimentación tamásica debilita el intelecto intuitivo (buddhi). La excesiva alimentación perturba la mente. Ser indulgente al consumir variados y apetitosos alimentos es tamásico.
Los alimentos recalentados son tamásicos. No guardar los alimentos cocinados uno o dos días, o incluso más, se vuelven tamásicos. Comer los alimentos inmediatamente después de cocinados, cuanto más tiempo se guarden más tamásicos se vuelven. Los productos no perecederos como los copos de arroz, son tamásicos, así como los productos que comienzan a oler. El vino y la carne producen muchas cualidades tamásicas.
Los malos pensamientos provienen del pescado. El pescado es un producto tamásico. Los alimentos con demasiada grasa y fécula, cuyos efectos en el cuerpo son tamásicos, deben evitarse.

EVITAR LOS SIGUIENTES PRODUCTOS EN LA MEDIDA DE LO POSIBLE

1. Productos cultivados con fertilizantes y sustancias químicas.
2. Productos tratados con conservantes por motivos de almacenamiento y transporte
3. Productos industriales procesados.
4. Alimentos pasados y recalentados. No guardar en el frigorífico alimentos recalentados para recalentarlos posteriormente y consumir.
5. Alimentos recalentados que se hayan enfriado totalmente (pan, etc.)
6. Alimentos fritos, braseados y asados.
7. Bebidas alcohólicas y bebidas suaves no naturales (colas, etc.)
8. Tabaco y drogas
9. Grasas animales, margarina, carne, pescado, marisco y huevos.
10. Azúcar refinada, dulces y helados industriales.
11. Chocolate, café (también sustituyentes) y té.
12. Harina refinada y productos elaborados con harina refinada, como pan, galletas, pastas, macarrones, espaguetis y chapatis. Si es posible evitar también el pan integral.
13. Leche pasteurizada, esterilizada y UHT, así como sus derivados.
14. Sal, vinagre, salsas elaboradas industrialmente, y las especias y hierbas rajásicas y tamásicas.

Tu comentario es importante para mi

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s