Indian & arab recipes and culture

Recetas y cultura india, pakistaní y árabe

Como soy según las doshas.

Deja un comentario

Tengo una personalidad Vata-Kapha

Soy Vata /el viento) en lo siguiente:

Cabello rizado, fino, desordenado. De baja estatura.
En el amor soy apasionada y me apego rápidamente.
Soy creativa y tiendo a abordar las cosas con gran entusiasmo.
Cuando estoy alegre soy exhuberante, y no necesito dormir demasiadas horas. El sueño de los Vata es escaso, interrumpido, cualquier ligero sonido me perturba. Mi mente activa capta las ideas nuevas en un abrir y cerrar de ojos, pero las olvido con la misma facilidad.
Jamás estoy a gusto en un ambiente ruidoso o bullicioso, no me gustan los climas fríos ni el viento.
cualidades: activa, creativa, maestra por naturaleza, artista.
El exceso de trabajo me desgasta los nerviosy la rutina irregular desestabilizan mi mente y cuerpo. cuando pierdo la serenidad me genera preocupación y angustia, pierdo el apetito o me lanzo compulsivamente a comer sin stop.
Lo que más me calma es una caricia suave, el aroma delicado del jazmin o la rosa, una mañana de verano cuando el sol asciende y yo me encuentro con los pies en la arena húmeda, la mirada perdida en el mar y los oídos atentos al ritmo fácil de las olas.

Y ahora mi parte de personalidad Kapha (la tierra)
En el amor, cuando se altera la ecuanimidad natural, mis apegos se vuelven poseivos. Me es muy difícil continuar despues de una desilusión y cuando mi estado de ánimo cambia, puedo sumirme en la apatía, convirtiéndose mi sufrimiento en una depresión absoluta que no me permite ni levantarme de la cama. Entonces, en esos momentos, me hundo literalmente bajo mi propio peso.
Cuando me aferro con demasiada tenacidad a mi tristeza, ésta invade mi cuepo transformada en condiciones de gripe, acné, retenciones de líquidos…
en esos momentos, un día lluvioso y frío, una triste canción de amor y un helado con mucha crema de leche encima parecen ser el consuelo perfecto para mi ánimo, pero en realidad lo que necesitaría es un masaje con aceite de ajónjoli caliente, un paseo por el bosque soleado, seguido de una manzana horneada con canela, un pupurri de eucalipto, salvia y almizcre, que aliviarían el peso de mi corazón y mente.
A todo esto, si le añadimos una dosis de música alegre a todo volumen, entonces mi Kapha se levantará de nuevo y comenzará a bailar en poco tiempo

Tu comentario es importante para mi

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s